Staff
Grupo de Administradores de hell's Island. ¡No dudes en contactarnos si tienes alguna queja, duda o sugerencia!
Últimos temas
» Propuesta~
Vie Mar 21, 2014 4:24 am por Aure

» ...de este Foro
Jue Jun 13, 2013 11:32 pm por Aure

» Aleksei Kuznetsov
Mar Jun 11, 2013 10:41 pm por Aleksei

» Confiezaaaa~!
Sáb Sep 22, 2012 9:25 pm por Kio Kaidou

» 4to dia de trabajo (priv. Román/Rose)
Dom Feb 26, 2012 3:15 am por Rose Anderson

» Buscando un esclavo(libre-esclavo seme)
Dom Feb 12, 2012 12:46 am por Zafir

» LA TIENDA DE ROSE (Black Rose Dragon) -Colectivo/Libre-
Lun Ene 30, 2012 12:06 am por Rose Anderson

» ¿Quien? (privado silver)
Mar Ene 17, 2012 2:11 am por Kirai

» Reencuentro (privado Román/Rose)
Jue Ene 12, 2012 2:16 am por Román Cross Anderson

Foros hermanos.
Foros Afiliados
.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

PARA EL ROL
"Haber" es un verbo, "A ver" es mirar; "haver" no existe. "Hay" es haber, "Ahí" es un lugar, "Ay" es una exclamación; "ahy" no existe y "haiga" tampoco. "Haya" es haber, "Halla" es encontrar, "Allá" es un lugar, "Aya" es una niñera. "Iba" es de ir, "Iva" es un impuesto e "hiba" no existe. "Valla" es un cartel grande, "Vaya" es ir y "Baya" es un fruto. Espero que les sea de ayuda.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Miér Nov 11, 2009 9:18 pm.

...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Ir abajo

...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Vie Ago 20, 2010 4:54 pm

La mugre del húmedo suelo se pegaba en su piel y en su gastada y maltrecha ropa que consistía en un pantalón de jean repleto de tajos y una camiseta negra, que más bien parecía un conjunto de trapos viejos. Descalzo, temblando de frío y con el cabello revuelto como siempre. Lo único que parecía limpio y se mantenía en buen estado era el parche que cubría uno de sus ojos, a demás de sus felposas orejas y cola que limpiaba obsesivamente, quién sabe por qué.
Iba dejando un rastro de sangre proveniente de las heridas en su abdomen que teñían de rojo su ropa, las de los brazos y las de las piernas que habían rasgado sus harapos, que tenía que sostener para no quedar desnudo a medio camino. En su rostro dos rastros húmedos que hacían notar las lágrimas recientes, y una mueca que dejaba en claro que quien se le acercara la pasaría mal, si es que pudiera defenderse.

Tenía que admitirlo, nunca había estado peor.

Varios jadeos escapaban de entre sus labios, junto con quejas, puteadas y uno que otro sollozo. Sí, se podía creer el más fuerte, valiente y resistente del mundo, pero su orgullo ya estaba lo bastante pisoteado como para hacerse el macho en ese momento. A demás estaba solo, o eso quería creer.
Pero bien, ¿cómo había terminado tan maltrecho? Por su propia culpa como en la mayoría de las ocasiones, por supuesto. Como buen buscapleitos que era, se había metido por sí mismo en una pelea que más bien parecía una maraña de híbridos y quién-sabe-qué-cosas enfurecidos, y le habían dado la mejor revolcada de su vida tan sólo por andar de mirón. De más está decir que acababa de aprender que no debía meterse en peleas con más de tres o cuatro integrantes... si es que no moría al día siguiente desangrado, con las heridas infectadas o nuevamente madreado por alguien.

Se recargó en una pared y suspiró con pesadez, deslizándose por la misma y terminando medio sentado y medio acostado en el asqueroso suelo. Oía el chillar de las ratas y las gotas que caían del techo a causa del rocío humedeciendo el suelo... Era más o menos la media noche y ya casi salía de los callejones hacia las mansiones. Pero necesitaba un descanso, definitivamente...
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Vie Ago 20, 2010 9:27 pm

Había sido un día bastante aburrido, y curiosamente extraño pues lo mantuvieron dando consulta todo el día cuando debería andar atendiendo citas de trabajos y no andar lidiando con simples gripas, enfermedades psicológicas, y niñas con “problemas de nueve meses” y uno que otro mal estar estomacal. Al salir, guardo algunas cosas en su mochila, cosas que suele tomar prestadas para su casa, como vendas, alcohol, agua oxigenada, curitas…. Cosas de primeros auxilios, y pues, nuevo en la isla tenía que reabastecerse de esas cosas esenciales.

Hoy no tuvo muchas ganas de conducir, y como en carro o moto las cosas se ven a la vuelta de la esquina, pensó que sería buena idea caminar un rato, pero después se arrepintió al llevar equipaje extra “ solo a un idiota se le ocurre” se regañaba así mismo rodando los ojos cuando, aah sorpresa, la calle principal había sido cerrada por un notable desastre y reconstrucción de la calle, de esquina a esquina, quien sabe que le paso pero estaba completamente cerrada, suspiro pesado y miro lo que parecía ser un atajo, más pequeño, más solitario “ que va…” pensó entrecerrando sus ojos haciendo una mueca bajando de medio lado sus labios, estaba algo fastidiado, y la ropa que traía le estorbaba, camisa de botones color blanca, pantalón negro y zapatos, muy formal el hombre, pero que va, eran sus primeras semanas, tenía que verse bien, pero en fin,. Al caminar por esos lares las calles se hacían cada vez mas pequeñas y de mala espina, sus sentidos estaban empezando a despertar puesto que era un hombre joven que iba solo con una mochila llena de materiales valiosos.

Había llegado a un cruse, se dividían en cuatro caminos “ hummm…. Me habré perdido ¿?” miro a su alrededor, no había nada ni nadie solo ratas por doquier, y mucho silencio, antes de dar un paso escucho algo extraño, como quejidos y eso… agacho la mirada y vio un camino carmín que se mezclaba con los pocos charcos que tenia aquel callejón, la curiosidad le invadió y le dio interés en ver qué era eso o quien, acercándose sigilosamente miraba tan solo el camino carmín como si fuera doroti en la tierra de mago de oz - …- sus ojos se abrieron de par en par al ver así a ese chico … “ que rayos!???” dejo la mochila a un lado y con mucho cuidado saco de ella un abrigo que llevaba por si salía al anochecer, y se acerco a aquel joven. Como doctor, su primer instinto es atender al herido – Oye!! , estas bien?? Eso se ve feo … - Apenas extendiendo su abrigo se lo coloco sobre su espalda, quien era este chico??? Como rayos termino de ese modo?? Porqué no fue a un hospital???, dios, realmente has de existir al cruzar su camino con el de este chico … ahora no dudara de ti …. Bueno quizás si, pero ya tienes un punto a favor.
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Sáb Ago 21, 2010 12:43 pm

Temía que fuera a sufrir un desvanecimiento en cualquier momento. Aunque muy problemático no sería, ya que igualmente iba a estar tirado ahí un buen rato; sin embargo prefería hacerlo estando alerta pues ya era demasiado vulnerable en ese momento y lo sería mucho más sin consciencia de lo que ocurriese, a pesar de que comenzaba a pensar que no pasarían demasiadas criaturas por ese callejón oscuro y remoto.

Pero se equivocó, que novedad. Comenzó a sentir un olor extraño, como... como a perro mojado, aunque tal vez era él mismo con toda esa mugre encima. Pero a pesar de su estado, creía poder diferir entre un neko, y un pulgoso que, para colmo, olía a... hospital.
Arrugó el puente de la nariz, comenzando a sentir un leve cosquilleo en sus fosas nasales y notando que su pulso se aceleraba. No sería bueno encontrarse con un lycan, ya de por sí eran peligrosos encontrándose Kiev en buen estado. Y con toda esa sangre... sí, seguramente había atraído a alguno, aunque le extrañaba que oliera a limpio. Por lo general ese aroma que no contenía siquiera un poco de mugre, correspondía a los vampiros, tan pudorosos, ostentosos y.... deajh.
El olor se acentuaba y ahora podía oír unos pasos. Se erizó y alzó las orejas, intentando incorporarse para continuar su camino lo más rápido posible. Pero antes de poder huir, algo tocó su espalda... tela. ¡¿Tela?! ¡¿Quién carajo estaba... abrigándolo?! No, tenía que ser otra cosa, tal vez... tal vez querían atraparlo o algo así. Paranoico comenzó a moverse (más bien parecía estar revolcándose en el mismo lugar, porque ni siquiera conseguía avanzar un poco) con intenciones de escapar, pero pronto se detuvo soltando un alarido bastante más fuerte que los anteriores. Las heridas, que apenas habían empezado a curarse, estaban abriéndose de nuevo a causa de tanto movimiento.
No le quedaba otra más que girarse y mostrar aquellos aguzados colmillos de los que hacía gala, ensangrentados ya que hacía un rato había intentado lamerse las heridas cual gato callejero, en un intento por espantar a su atacante. Y soltó un gruñido, de esos roncos y toscos que hacen los felinos cuando están aterrorizados hasta la médula. Obviamente ni siquiera se había tomado la molestia de intentar procesar en su cerebro las palabras que había soltado el contrario; estaba demasiado asustado y en guardia.

Y continuó intentando escapar, rasguñando el suelo con sus negruzcas uñas y gimoteando con fuerza.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Sáb Ago 21, 2010 4:15 pm

Ahora que lo notaba, este tipo tenia orejas de gato (?) soltó un enorme suspiro al verlo intentar escapar – A donde piensas ir con semejantes heridas??- dice solo dejando su abrigo sobre él y mirarlo como se retorcía intentando huir , espero bastante tiempo para luego ver como se rendía y dejaba mostrar su cara, pero que cara diría yo, parecía que andaba tratando de hacer una carita de león , rio levemente, ya lo había comprendido, el por qué se puso así, Blade era un lycan muy cierto, pero había convivido tanto con humanos que casi y lo había olvidado por completo -Gato apestoso …- Dijo, tomo su mochila y nuevamente se acerco a este , tomo un palito de esos que te ponen los doctores sobre la lengua para que no la levantes y pueda ver tu garganta – Sht!!...- Dijo y le pego suave en la nariz -No me gruña señor gato… no le diré a nadie que un perro intenta curarlo, lo prometo …-Tomo al señor gato apestoso y lo volvió a sentar para que no siguiera lastimándose, se sentó frente a él mirándolo, realmente estaba grave, y necesitaba limpiar sus heridas … se levanto nuevamente y miro hacia ambos lados del camino, hacia donde intento escapar el chico … parecía que al fondo se veían unas casas pequeñas, como departamentos – No te muevas …- le dice al señor gato apestoso y corre para ver y si!, como lo pensó, y justamente su casa no quedaba muy lejos de ahí, pero no creía que el chico pudiera caminar sí apenas podía respirar .

Volvió nuevamente con el chico y de su mochila saco unas gasas y una botella de agua oxigenada –Necesitas atención medica y descansar …- Tomo del mentón al minino intentando hacer que lo mire, sonrió de medio lado - Solo quiero ayudarte …- fue lo último que dijo para luego preparar todo, asegurarse que el chico no se moviera y limpiar un poco las heridas y evitar que sigan sangrando, a medida que terminaba ponía las gasas .
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Sáb Ago 21, 2010 4:54 pm

Estaba claro que no entendía absolutamente nada de lo que ocurría en ese momento. Un perro, sí, un perro pulgoso y con cara de intento de buen samaritano le había golpeado la punta de la naríz con ese pedazo de madera que jamás había visto en su vida, pues nunca había ido al doctor. Su labio superior se alzó cual gato rabioso para mostrar una vez más los afilados dientes a modo de advertencia; la cual al parecer no daba resultado ya que el contrario continuaba hablando como perico y haciendole cosas extrañas.
-¿Gato... apestoso? -Y dejó oír aquella voz ronca y un tanto afónica que tenía. Frunció el ceño y echó hacia atrás las orejas, desconfiado.- ¡¿Q-Qué mierda me haces?! ¡Y-Yo me curaré solo!.
Pero al parecer su griterío no servía de mucho. De todas maneras ahora se encontraba sentado y totalmente a merced del lycan, quien por lo menos parecía tener buenas intenciones. Pero el orgullo del gato no dejaba que permitiera que lo ayudasen asi de la nada; pues él, creyéndose tan genial, creía poder mejorar tan sólo con una siesta en un callejón sucio y repleto de alimañas.

Lo observó correr y arqueó una ceja, soltando un suspiro pesado y, aunque extrañado, comenzando a pensar que tal vez el otro lo dejaría en paz al darse cuenta del enfado del minino. Pero su felicidad desapareció al verlo regresar, sintiendo de nuevo cómo el contrario lo toqueteaba y le ponía gasas y esas cosas.
Pero que tipo más molesto... Encima que estaba moribundo, hacía al neko pasar por tanto traqueteo.

Forcejeó con la cabeza al sentir que lo tomaba del mentón para alzar su mirada, mas sin otra opción terminó por clavar aquel ojo carmesí en los ajenos, entrecerrándolo levemente. Alzó una mano para ocultar el parche, más bien como para demostrarle al lycan que no debía tocarlo bajo ninguna circunstancia. Y bajó la mirada, observando como el agua oxigenada comenzaba a hacer espuma en sus heridas sucias y soltando un pequeño quejido, con algo de impresión.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Sáb Ago 21, 2010 6:10 pm

Seguía con lo suyo, hasta al fin terminar, levanto la mirada hacia la cara de aquel chico -Oye... señor gato - ladea un poco su cabeza - No le gustaría dormir una siesta en un enorme cojín??- Sonríe de medio lado, guardo todas sus cosas nuevamente en la mochila, apenas y había hecho lo esencial para que sus heridas dejaran de sangrar, pero si lo dejaba aquí las ratas olerán su sangre y por ende vendrán a buscar la comida, pero tampoco le parecía buena idea dejar entrar a un extraño a su casa, medito un poco ... al final lo decidió, se coloco la mochila sobre el pecho, colgándosela de los hombros, acomodo al minino, quien ya le había dado la advertencia, sin embargo, por alguna razón no podía dejar morir a este chico -Te enojaras conmigo quizás, pero es por tu bien ...- Lo subió a su espalda y se aseguro de no abrir de nuevo sus heridas - Quédate quieto si ?...- comenzó a caminar para su hogar, donde atendería mejor al señor gato apestoso y le daría un buen baño porque si no, no habrá servido el haberle desinfectado las heridas.

Llegando apenas a su casa lo acomodo en un sofá, se quito la mochila y se apresuro a ir por un trapo y una esponja, igual un poco de agua y ropa - Gato!!! ...- Dijo en tono cantante saliendo del baño - Adivina queeep....- se inca para verlo fijamente -Te voy a bañar ...- dice así como si nada parpadeando dos veces- Te presento a mis amigos, agua, jabón y el señor esponja - sonrío feliz tratándolo como a un niño pequeño, no podía hacer más puesto que el minino estaba según y quizás sea verdad, asustado - Te prestare algo de mi ropa, algo cómodo para que no te lastime ... y... supongo has de tener hambre ... - se acomodo aun mirando a este chico - bueno, de eso me preocupo después... dejaras que te bañe?... digo, porque tus heridas son graves y no quiero que se te vuelvan a infectar y te de algo no muy agradable ...- dice con voz seria pero amable.
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Sáb Ago 21, 2010 6:38 pm

Aún le era difícil seguir el ritmo con el que avanzaban los acontecimientos. En un momento estaba gozando de su soledad y lamentándose en la penumbra, y al otro, venía un sujeto que intentaba curarlo y llevarlo a su casa como si Kiev se tratase de un pequeño gato indefenso, que… bueno, en ese momento de alguna manera lo era. Su rostro ya no mostraba esa expresión asustadiza ni amenazadora, no; ahora tenía una cara de "¿Qué mierda pasa?" espectacular. Hacía mucho tiempo que no se notaba tan sorprendido, tal vez porque pocas veces interactuaba con alguien, y mucho menos, una persona tan extraña como la que ahora lo acompañaba... Bueno, más bien acarreaba a la fuerza.

Por el momento ni siquiera respondía, de lo estupefacto que permanecía. ¿Desde cuándo la gente era tan bondadosa? Y sin pedir nada a cambio. Lo que más lo sorprendía era que su "salvador" se trataba de un lycan, una raza que supuestamente repudia a los nekos como él. Era un sujeto raro, sí, tanto que Kiev comenzaba a sospechar de él.
¿Pero qué podía hacer? No estaba en condiciones de luchar, mucho menos de escapar corriendo o algo así; apenas si podía con su propio cuerpo. Se dejaría, por el momento, atender por aquel desconocido. Luego podría huir y encima sano, gracias a la ingenuidad que pensaba tenía el lycan.

Se dejó llevar, apretando levemente las piernas para aferrarse al contrario, así como los brazos, temiendo la posibilidad de caer al suelo y darse otro golpe más. Y así transcurrió el camino, en silencio y teniendo que respirar por la boca debido a que el olor del hombre, tan de cerca, le molestaba. Era un perro después de todo, y no consideraba que su esencia fuera la más agradable de todas. Aunque sin lugar a dudas, estaba mejor que un vampiro.

Una de sus cejas se volvió a enarcar y miró con su único ojo al contrario, echando las orejas hacia atrás y aturdido por el fuerte tono de voz con el que le hablaba. No podía evitar fastidiarse otro poco. -¿Acaso... crees que soy idiota? -Murmuró, dolido. El sólo echo de respirar hacía que se retorciera del dolor, y a decir verdad hablar no mejoraba las cosas. Pero... se sentía demasiado humillado como para reparar en ello. -...¿Qué me pedirás a cambio? -Carraspeó y bajó la mirada, frunciendo el entrecejo. Todo el ambiente apestaba a aquel hombre, y aunque era mejor que estar en un callejón, la luz hacía que su orbe doliera y sentía demasiado calor dentro de aquel lugar cerrado. -No tengo na-nada que darte...
Y solamente esperó a que el contrario reaccionara. Sabía que, si el otro era una de esas personas interesadas, podía ir preparándose para ser sacado de una patada de aquella habitación. Pero ¿qué si no lo era? ¿Estaba dispuesto a dejarse hacer por aquel perro?.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Sáb Ago 21, 2010 7:28 pm

-Absolutamente nada- respondió -Mis servicios, por esta vez serán gratis, sí algo te molesta puedes decírmelo - Comenzó por limpiarle la cara - mi nombre Blade...-Se presento ya después de tanto - te quitare ese parche, no abras el ojo y por favor queda quieto ...- se sentó en una esquina del sillón y levanto a kiev un poco, como no podía quitarle la camisa y ya que andaba de generoso, le regalaría un cambio después, por ahora, corto la camiseta para no lastimarlo más de lo que ya estaba, limpió y curo lo que tenía que curar y ahora se paso al pecho y así sucesivamente hasta terminar, le puso vendas y todo antes de vestirlo completamente con un pantalón verde y una camisa negra, lo volvió a acomodar en el sofá.

- Tienes hambre ?? - Dice mientras recogía las cosas y llevarlas al baño, al regresar del otro sofá que tenía saco una gran cama (si es un sofá cama ) y le puso sabanas y almohadas para pasarlo para allá- solo que no tengo nada preparado aún, no esperaba tener visitas - ríe levemente y lo pasa al sofá cama - Dime ... como te hiciste esas heridas?, te caíste por un barranco o algo así?- Quería realmente sacar un poco de conversación, Blade no sabía cómo eran los lycans de estos lares pues no duro mucho en esta isla y algunos de sus instintos estaban, como quien dice dormidos, jamás tuvo la necesidad de sacarlos o darlos a conocer. Solo quería quitar aquel ambiente incomodo entre los dos, hacerle ver al neko que no tenía nada que temer.
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Lun Ago 23, 2010 4:32 pm

Solamente se limitaba a oír con una paciencia que quién sabe de dónde estaba sacando, ya que verdaderamente él no era alguien de muy fácil trato y, al ser tan directo, terminaba alejando a los demás sin tener que hacer uso frecuentemente de su "humanidad" con otros. Se la pasaba solo, por lo que no estaba acostumbrado a convivir con alguien más.

Pero su expresión calma (más bien resignada, ya que no podía hacer nada por el momento como para salir de allí y había decidido esperar hasta sanarse medianamente bien) drásticamente cambió, frunciendo el ceño y haciéndose hacia atrás con brusquedad apenas al oír lo del parche, causando un estruendoso chillido en el suelo por las patas del sofá movidas.
-¡No!. –Gruñó, mirándole con una mezcla de furia y temor mientras se llevaba las manos a aquel pedazo de cuero que cubría la cuenca vacía de su ojo. Y no se dejó, pues había dejado en claro que ese sector no se tocaba bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, permitió que el licano curase parcialmente el resto de los tajos, raspones y,.. bueno, el demás montón de lastimaduras que se esparcía por su pálida y alguna vez tersa piel.

Suspiró profusamente y ensanchó el abdomen para acostumbrarse un poco a las vendas, confirmando que no estuvieran ni demasiado apretadas, ni lo suficientemente sueltas como para que se le cayeran. Y, aunque un poco arisco, tuvo que dejarse vestir; apenas si podía moverse como para querer intentar ponerse él mismo una camisa.

Al oír la pregunta bajó un poco la mirada, junto con las felposas orejas que ahora yacían con el pelo un tanto apelmazado debido a la sangre que se había endurecido, así como en su felposa cola. Odiaba estar en ese estado... Si bien no era el más limpio del mundo, como a buen "minino" le fastidiaba en cierto modo estar mugriento. Y sentir los labios secos con pequeños cortes, la sangre coagulándose de nuevo bajo las vendas, y la mugre que el médico no había alcanzado a limpiar... era simplemente tan molesto, que se ponía más arisco y malhumorado aún. Y no era lo suficientemente positivo como para alegrarse de estar allí, siendo tratado por un completo extraño.

Entreabrió los labios y tanteó con la lengua sus dientes y paladar, sintiendo la boca seca y con un gusto metálico que, sinceramente, no podía esperar para quitar... Pero igualmente su orgullo estaba allí aún:
-Puedo conseguir mi propia comida. -Refunfuñó, mirando hacia un lado tras carraspear un poco. Comenzaba a notar el dolor en la garganta, ahora que no prestaba atención a las demás heridas.
Pero a pesar del dolor respondería. Era mejor decirlo de una vez, que tener que escuchar la voz del otro una y otra vez haciendo la misma pregunta; aquel hombre no parecía de los que simplemente se rinden fácil. Después de todo, hasta había llevado a un neko extraño a su casa sólo para curarlo y ya.
-Una pelea. -Respondió seco mientras se cruzaba de brazos. Realmente Kiev no era alguien que se dejaba tomar confianza fácilmente, y mucho menos una persona que la daba. Tal vez era una de las razones de su soledad.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Mar Ago 24, 2010 4:45 pm

Sonrío un poco burlón y divertido -oh, sí comprendo...está bien.- Se dirige a la cocina y regresar con dos sándwich de mermelada con miel, una taza grande de leche y unas tres galletas alrededor del plato que sostenía la taza -Espero que no te moleste... pero yo si tengo hambre - Le da una mordidita al pan haciendo que la escurridiza miel escapara de los bordes del pan y se corriera a su dedo índice, el cual lamio mirando hacia el exterior - Así que ... te quedaste así por una pelea eh ?, valla... “un mundo de paz “...- se quedo pensativo al recordar a su padre adoptivo decir que la paz se consigue con guerra, eso era algo tonto, pero en fin, niega suavemente y vuelve a darle una mordida a su sándwich y mira a Kiev- y ganaste?, supongo que te debió haber costado trabajo salir de esa riña, lo que me parece raro.... la gravedad de tus heridas, si fueras un mortal común ya estarías muerto .... - se quedo cayado mejor, sí él era un hablador, no le importa si realmente le molesta al otro, solo habla, encerrado todo el día en un hospital ... en algún momento tenía que fastidiar a alguien, y mira a quien, a un pequeño minino que se encontró en la calle.

-Seguro, segurote que no quieres ??, sé que a los nekos les gusta la leche ... ni poquita leche ??, porque....- Ríe levemente, tomo la taza con leche y se la extendió para que la tomara - En ese estado, no creo que puedas atrapar algo para cenar ...- Entrecerró un poco sus ojos mirando a Kiev, de cierto modo, no era su intención recordarle sus heridas, pero este chico tenía algo, un " no sé qué" que lo hacía querer molestarle un rato, quién sabe, quizás sea divertido, después de todo... no puede hacer mucho hasta dentro de uno o dos días con reposo, después podrá irse, así que era un buen momento para aprovechar el momento.

avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Miér Ago 25, 2010 11:49 am

Lo vio ir, venir, ir de nuevo y, tras un momento, regresar una vez más de la cocina, ésta vez cargando un montón de alimentos de apariencia apetitosa, y ¿por qué no?, aroma también. Pero no, su orgullo estaba demasiado inflado (por más pisoteadas que recibiera) como para aceptar tan fácilmente los cuidados de su ingenuo protector. Quizá en otra ocasión, más tranquilo y menos malhumorado por las heridas, hubiese aceptado una que otra galleta y cosas así; pues a pesar de ser alguien sumamente introvertido, no resultaba ser una mala persona. Siempre y cuando se lo encontrase en un buen momento, claro.

No respondió a las preguntas ni a los fastidiosos comentarios que el licano formulaba. Ni siquiera se tomaba la molestia de aclarar que no había ganado la maldita riña. No tenía razones por las cuales decírselo, ni ganas de hablar tampoco. Mas algo sí le llamó la atención poco después: la palabra "leche".
Sus orejas se alzaron junto con su mirada como si de pronto se hubiese convertido en un simple cachorrito hambriento. Pero pronto, al darse cuenta de su patética expresión "adorable", volvió a afilar la mirada y a hacer una mueca de disgusto, arrebatándole con el ceño fruncido la taza de las manos al médico.
-Tch, sólo porque no dejas de joder con eso. -Farfulló en un murmullo y llevó la taza a sus labios, sorbiendo la tibia y apetitosa leche con un gran placer, que por su puesto escondía bajo esa expresión molesta y altanera. Pero por dentro... por dentro sentía que toda la felicidad del mundo podía residir solamente dentro de ese brebaje blanquecino que tanto adoraba, que con su calidez le calentaba el cuerpo y dejaba de tiritar.

Luego de beber más o menos la mitad del contenido, decidió tomar un descanso y extendió el brazo para devolverle al otro la leche, casi con terca brusquedad. Y alzó los pies para acurrucarse en el sofá (Ya había mandado los modales al carajo hacía un buen rato), en un rinconcito de éste y hundir la frente entre sus rodillas, exhalando un tedioso suspiro. Rodeó sus piernas con los brazos y cerró el ojo, moviendo apenas la punta de la cola, que caía desde la cima del sofá hasta el suelo cual serpiente temerosa, con un dejo de fastidio. Parecía ignorar la presencia del "perro" a su lado, mas estaba totalmente alerta respecto a sus movimientos.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Jue Ago 26, 2010 12:09 am

Sonrío al ver su reacción y se quedo en total silencio, dejando que le quitara la taza con leche, por dentro se reía de lo tierno que se había visto hace unos momentos, pero al parecer, este lindo gatito no era fácil de convencer... suspiro y tomó la taza colocándola a un lado del sofá, sobre una mesita de noche, al igual que lo sándwich.

Había sido un día pesado, él también debía darse un descanso, pero antes de eso, se dirigió al baño tomando una pequeña toallita mojándola bastante y regreso con el chico pensando que ya estaba dormido, pues sí, se tardo un poco en volver, se sentó en una esquina, y cuidadosa y suavemente comenzó a limpiar una de sus orejitas, Blade, en su vida sabía perfectamente que a los gatos les encanta estar "limpios" ,según el gato, le pareció buena idea limpiarlas para que no se sintiera incomodo, o sucio, sí hacía un movimiento indebido sus heridas se volverían a abrir, y como el gato de la tía helena, le enseño que de pronto se movían bruscamente sacudiendo sus cabezas y comenzando a limpiar obsesivamente sus orejas, era lo primerito que hacía aquel gato.

Aunque sabía y no debía andar relacionando a los gatos pequeños, tiernos y apapachables con un gato testarudo, orgulloso e insolente... no eran tan diferentes, y de cierto modo, le parecía lindo. Continuó limpiando sus orejitas sin decir palabra alguna, era mejor dejarlo descansar en estos momentos.
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Jue Ago 26, 2010 12:03 pm

Estuvo atento un buen rato, incluso tiempo después de que el contrario se dirigió hacia el baño. Mas al ver que pasaba un rato y no volvía, supuso que tal vez al fín dejaría de molestar al menos por esa noche, y decidió relajarse un poco. Soltó un pequeño bostezo y, erróneamente, bajó la guardia y se quedó dormido, pues no era para menos luego de pasar un día tan problemático. Estaba realmente cansado y por más incómodo que se sintiera en aquel lugar cerrado, el sueño terminaba ganándole.

Y simplemente se dejó llevar a las tierras de Morfeo, recostando uno de sus costados en el respaldo del sofá, sin modificar mucho la posición en la que estaba antes: brazos rodeando sus piernas, recargando la cabeza sobre sus rodillas y escondiendo el rostro entre la maraña que era su cabello, apenas dejando ver su boca entreabierta por la cual suspiraba a cada rato.
Poco después se percató de que algo o alguien tocaba sus orejas, mas el estado en que permanecía no le permitió ser totalmente consciente de lo que ocurría, así que no reaccionó mal. Al contrario, alzó un tanto la cabeza y, todavía con el ojo cerrado como buen animal perezoso, comenzó a resfregar sus orejas contra la mano ajena, en busca de más mimos.
Obviamente no tenía idea de lo que hacía...

...No la tenía hasta que abrió su rojiza orbe y divisó al licano cerca suyo, con la mano posada sobre su propia cabeza; y se dió cuenta de que estaba actuando como gato faldero. Una mezcla de enojo, verguenza e incomodidad se remolinó en su pecho, y de inmediato frunció el ceño alejándose de la mano contraria. Mas el movimiento brusco que había hecho con su cuerpo entero abrió algunas de sus heridas del abdomen, y comenzaron a mancharse poco a poco las vendas bajo su ropa. Quijió con desgano y miró enfadado a su acompañante, sin decir nada. ¿Para qué discutirle? Sabía que el otro continuaría haciendo lo que quisiera.
Sólo lo miró con el ojo entrecerrado y soltó un pequeño bufido, gateando hasta el otro lado del sofá y demostrando con su expresión y movimientos que estaba definitivamente molesto. Volvió a acurrucarse, en la misma posición de antes.
No era que quisiera estar sucio; le molestaba que lo tratasen como a un inútil.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Vie Ago 27, 2010 12:51 am

Alejo un poco sus manos al ver que las orejitas del chico comenzaron a moverse, pero al entender aquel gesto tan solo sonrío de medio lado, al principio un poco burlón puesto que el minino se mostro muy fuerte, solitario y poco amigable, pero ahora que lo pensaba, era tan solo el cascaron que lo cubría. Haciéndole pequeños mimos detrás de la oreja mientras seguía limpiando la sangre. “Valla gato que me llegué a encontrar..." dijo en sus adentros suspirando antes de que abruptamente se moviera el chico gato, causándose lo que él intento evitar, alejándose nuevamente y solo mirándolo como se volteaba de lado y como lo miraba con ese ojo.

- Tonto...- Dijo molesto, mirando serio a aquel minino, se levanto del sofá aventando la toallita al baño- Uno que quiere ayudar...- y se fue a sentar a la sala de estar, donde tenía sus video juegos y una mesa de billar, en fin, todo su entretenimiento, que quedaba justo a un lado de la cocina, cruzando un pasillo, tomo un periódico y se dispuso a leer y guardar silencio, a quedarse así un rato. El chico no tenía mucho daño, así que esperaría a que sus heridas volvieran a cerrar y luego cambiaria sus vendajes, por eso no se fue a su habitación, lo que necesitara el chico, pues... demostró tener la fuerza suficiente para gritarle y pedirle lo que necesite, no iba a estarse preocupando por alguien que ni siquiera da las gracias y lo considera una molestia, lo que es pero en ese momento venia en son de paz. Cerró los ojos un momento y se golpeo en la cabeza con el haciéndolo rollito, " en que estaba pensando ?..." se dice así mismo ahora mirando el techo, para después mirar de reojo a el otro sofá que quedaba justo cruzando la cocina. - Que chico mas problemático ... - Acomodo su cabeza en el respaldo del sillón poniéndose cómodo y cerrando levemente los ojos, también intentaría descansar un poco antes de volver a la cocina y preparar la cena, cambiarle los vendajes al chico y sugerirle que antes de eso tome un buen baño.
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Vie Ago 27, 2010 11:49 am

Una vez más el extraño se marchó, y Kiev viró levemente la cabeza para observarlo de reojo con bastante disimulo. Ésta vez, a pesar de que desde su posición podía ver al lycan sentado a una distancia prudente, no bajó la guardia tan pronto. Esperó el suficiente tiempo en silencio para verificar que el contrario no volviera a acercarse y, finalmente, volvió a tranquilizarse bajando un poco las orejas, ahora un tanto despeinadas.
Se estiró a lo largo del sofá y se acomodó boca a arriba, recostado, con las manos sobre el abdomen y usando como almohada el apoyabrazos del sillón. Miró el techo un buen rato y, por fín, volvió a quedarse dormido. Al menos tenía la certeza de que el contrario no le haría nada malo, si no, ¿Por qué habría intentado curarlo? ¿Para lastimarlo de nuevo luego? Era poco probable, o eso suponía él.

De vez en cuando sacudía apenas visiblemente una pierna o sus orejas, o hacía gestos leves de enojo mientras dormía, arrugando el entrecejo. Balbuceaba cosas inentendibles de vez en cuando y una que otra vez se volteaba para volver a acomodarse, aunque terminaba igual que antes: boca arriba; ya que en las otras posiciones, en un momento determinado las heridas comenzaban a doler al recargar todo su peso en ese sector. Mas no era ruidoso, apenas podían oírse sus acciones a unos metros más de distancia.

Y simplemente durmió, olvidandose, por el momento, de la presencia del otro allí.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Vie Ago 27, 2010 10:26 pm

Abrió un ojito para mirar a su invitado, como doctor no podía dejar de vigilarlo hasta asegurarse de que todo estaba bien, y al verlo dormir así tan cómodo y hacer esos movimientos y gestos raros tan solo suspiro pesadamente, y se dispuso a descansar quedando al poco tiempo dormido.

Pasado el tiempo, un pequeño "Ding dong" proveniente del reloj de péndulo que tenía en la sala de visitas sonó, marcaban las 8:45 pm, se estiro y se acomodo hecho bolita en el sillón y así continuó moviéndose por el pequeño sillón- humg ....-Abrió un poco sus ojos notando que había quedado de cabeza mirando todo al revés -quien puso el techo en el suelo ?...- dejo caer sus piernas separándolas del respaldo y levantándose así del sillón incorporándose para luego solo jorobarse y darse masaje en el cuello mirando el reloj de su mano izquierda -Valla que es tarde ... - Dejo salir un laaaaargo bostezo -Ahora que lo pienso ...- Por un momento se había olvidado del minino -Será mejor ir a ver como esta ...- Sí los cantos de las campanas del reloj no lo despertaron entonces ...

Chico...Hey ... chico ... gatito ...- Decía con voz suave picándole la mejilla - Humm..- Se encogió de hombros y comenzó a prepararse él su cena, le retiro al minino la leche que ya estaba muy caliente y comenzaba a oler mal, los sándwich más fríos que la era del hielo, pero esos sí que se los comió agusto - Me pregunto si se está haciendo el dormido ...- se lo dice a si mismo mientras anda de aquí para allá, recogiendo cada cosa para preparar una comida que quizás le guste, filete de pescado a la parrilla, sin espinas, ni cabeza , ni escamas ni cola, solo el filete, limpio con sus acompañantes claro está, pero nada pesado, quería que se recuperara, no que se dañara más. -Humm... ya casi está listo... - miro de reojo al sofá y suspiro profundamente.-Espero que disfrutes esto, porque cuando te recuperes se irá la amabilidad...- dice algo pesado, sin embargo no por ser malo, si no que, como doctor, su primer principio es ayudar al herido y solo aquel que realmente lo necesita, fuera de eso, ya no se interesaría por cuidarle.
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Dom Ago 29, 2010 12:07 pm

El sonar del reloj hizo que el muchacho moviera un poco las orejas y volviera a fruncir el ceño, con molestia. No quería despertarse; consideraba que había dormido demasiado poco como para recuperar energías. (Poco, considerando que solía dormir más de doce horas por día). Se revolvió los cabellos con las manos y volvió a acurrucarse un poco más, apretando los párpados y dejndo oír un leve gruñido. Tras quejarse en quejidos bajos y moverse un poco, volvió a intentar dormirse, y lo logró luego de un rato.

...Por lo menos pudo dormir un rato más hasta que comenzó a sentir un aroma extraño, por demás delicioso y muy atrayente. Entreabrió los ojos y viró la cabeza, mirando hacia la cocina y viendo en ella al doctor.
El olor le pareció conocido, mas no demasiado. Sí, había comido pescado antes, mas era sacado del río o mar y comido directamente, crudo, medio vivo, y sin quitarle nada como delicadito que no era; luego escupía las espinas y ya, y no era raro que se tragase alguna. Por lo mismo, al estar siendo cocinado y faltándole tantas cosas, no supo reconocerlo bien y quiso ir a ver para espiar un poco lo que comería.
Mas al sólo intentar incorporarse en el sofá volvió a soltar un quejido cayendo de espaldas de nuevo al sillón, rodeándose el abdomen con los brazos y, encima, golpeándose la nuca contra el apoyabrazos. -Putísima madre... -Gruñó con molestia, revolviéndose sobre los cogines. Y, estúpidamente, intentó levantarse de nuevo.
Ésta vez llegó un poco más lejos; logró ponerse de pie. Pero cientos de punzadas invadieron su cuerpo, como si se clavasen un montón de agujas en sus heridas. No soportó las piernas y éstas, tras temblar un poco, perdieron fuerzas volviendo a caer sentado mas ésta vez al suelo, y exhaló un pequeño grito de dolor.
...No podía sentirse más patético.

Apoyó la espalda en el sofá y se quedó en el suelo tremendamente adolorido, doblando las piernas y escondiendo su cabeza entre ellas, mientras rodeaba con sus manos los tobillos. No tenía pensado pedir ayuda.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Lun Ago 30, 2010 8:51 pm

Estaba dando los últimos toques a el platillo principal, el pescado, cuando escucho algo de ruido en la sala, y unas lindas palabras " Putísima madre... " suspiró pesadamente, imaginando lo que quizás había ocurrido, al girar su mirada lo comprobó, era aquel chico intentando ponerse de pie, arqueo una ceja y negó levemente con su cabeza, se acerco a él minino y se agacho, pegando su abdomen en sus piernas, abrazando sus rodillas y colocando su mentón sobre estas. Se quedo con la mirada fija en el joven y sonrío de medio lado -¿Y bien?, no vas a levantarte??...- Decía, esta vez no se comportaría amable y atento, no claro que no, eso solo seria fastidiar a su invitado, de ahora en adelante Blade no hará nada que el minino no le pida, tendrá que aprender o a aguantarse el dolor e ir por lo que quiera o perdérselo, tiene de dos sopas, pero creo que eso se lo está dejando muy en claro al no ayudarlo.

-Ya esta lista la cena, te esperare en la sala por si quieres venir, después de todo... - Lo mira de reojo - Eres un minino muy fuerte, si aguantaste aquellas heridas... porque no unos cinco pasitos al comedor? ...- ríe levemente sirviendo el filete en un platillo y llevarlo a la mesa. Sin embargo, él no se fue a sentar así de inmediato, preparaba algo con un muy agradable aroma, algo que parecía ser un té, pero más que eso, era medicina, que tenía un sabor horrible, agrio y amargoso, de esos que te cala en la garganta y ni aunque te laves los dientes se te quita el sabor de inmediato. Pero el olor engaña, era uno suave y no tan llamativo; se volvió a acercar al joven con una taza que contenía aquella medicina, se sentó frente a él y lo miro fijamente -Escucha, te voy a proponer algo... Este té te ayudara a relajarte, a no sentir el molesto dolor de tus heridas, no tengo medicamentos los cuales recetarte, pero tengo mis remedios. ¿Qué te parece?.... así podrás andar por la casa e ir por lo que necesites...- se lo extiende -Además te ayudara a dormir mas al rato, dormirás como una roca, te lo aseguro...- y hablaba enserio, pues como era de Blade, experimentaba consigo mismo incluso, para probar sus nuevos remedios caseros.
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Mar Ago 31, 2010 11:52 am

Aunque muy levemente, sus felposas orejas se alzaron cuando escuchó los pasos volviendo hacia él, aunque no alzaba la mirada siquiera para mirar al contrario. Oyó sus palabras, cabizbajo como siempre, y no dio respuesta alguna, ni siquiera cuando el lupino volvía a marcharse hacia la cocina. Sólo pensaba, en silencio, aunque sí escuchaba lo que el otro decía.
Se sentía mejor por no ser tratado como un tarado, pero... de alguna manera, igualmente le hacía falta la ayuda. Y no creía ser capaz de pedirla por sí mismo.

Una vez más el otro se acercó, ésta vez sosteniendo entre sus manos una taza con un brebaje de desconocido aroma, que olfateó subiendo un tanto la cabeza. El olor no era de los mejores, pero tampoco resultaba espantarlo como muchas cosas que había olfateado antes.
Aún así, al oír que era una medicina, se negó.
Alzó la cabeza clavando aquella mirada inmutable en los ojos ajenos y levantó un brazo, estirándose lo suficiente como para posar la mano de negruzcas garras sobre la frente ajena (ya que, según tengo entendido, Blade no se encontraba muy lejos) y lo empujó con considerable suavidad hacia un lado, apartándolo, como diciéndole que no quería ingerir aquel extraño líquido y que dejase de molestar. Y se levantó, aunque puteando a los mil demonios por dentro, para dar unos pasos tambaleantes y extremadamente dolorosos hacia la cocina, aguantándose los gritos que quería liberar a cada paso que daba. Fué cuestión de tiempo el ver nuevas manchas tiñiendo lentamente la camisa que llevaba, mas eso no le importó en demasía: sólo quería llegar hasta la mesa.
Y pudo, aunque casi le costó el cuerpo y la cordura; pero logró llegar hasta allá.

Se dejó caer sentado muy pesadamente en una de las sillas frente al plato en la mesa y alsó una mano para limpiarse disimuladamente algunas lágrimas que no habían logrado siquiera arrastrarse más allá de sus pómulos. Tomó bruscamente el pedazo de pescado con una mano y simplemente se lo llevó a la boca para devorarlo en unos cuantos mordiscos, ignorando la existencia de los cubiertos.
Escupió unas pocas espinas en el plato, lo hizo a un lado con una mano y se encorvó para pegar la frente al borde de la mesa con notable desgano, sintiéndose incómodo por la humedad de su ropa.
Y en silencios se dedicaba a apretar los dientes y, con desespero, a palpar con la lengua sus labios para saborear lo poco del sabor que quedaba del pescado.

Deseaba haberle podido demostrar con eso a su "anfitrión" que era lo suficientemente resistente como para hacer las cosas por sí solo, porque... ya no podía ni moverse como para demostrárselo de otra manera.
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Blade el Sáb Sep 04, 2010 12:18 am

Fue nuevamente rechazada su propuesta de ayuda, suspiro pesado y envés de ir y decirle que sea más considerado, que eso le iba a hacer daño, nah que cosas, ¿y ser mandado a freír espárragos otra vez??, claro que no, se quedo ahí sentado mirando al chico – Sabes?, si manchas mi ropa … tendrás que lavar los platos tu …- Sonrío de medio lado, bien, si el chico no quería reconocer por las buenas que su estado no es el más estable de todo , perfecto, no hay necesidad de obligarlo a que lo diga, por ende eso quiere decir que esta “perfectamente bien “ así que sus servicios como doctor serían pagados de algún modo… o no??.
-Uno, dos. Uno dos …- Decía en voz baja antes de que el minino con vocabulario tan hermosamente floreal, reía, de algún modo le parecía chistoso que se haga el fuerte cuando trae un dolor de los mil demonios. Junto sus manos detrás de su espalda y entrelazo sus dedos, luego levanto su patita para dar un paso enorme y arrebasar al minino, hizo la silla hacia atrás para darle un poco más de espacio de llegar y sentarse, y él se puso en el otro extremo de la mesa, sentándose en otra silla mirándolo fijo y detalladamente.
-Bien bien, me has demostrado que tu solo puedes hacer cosas que otro en tu estado ni se atrevería- Aplaude un par de veces y se levanta – Te serviré mas, has de estar hambriento después de caminata tan pesada - le sirvió un poco más y lo puso frente a él – bueno, eso quiere decir que si podrás lavar los platos después de cenar – Mira el torso del minino, se mostraban algunas manchitas de rojitas de buen tamaño – Recuerdas que te lo advertí? – coloca su mano izquierda sobre sus labios, de modo que esconde una enorme sonrisa, pero sus ojos lo delataban al entrecerrarlos .

-Cuando termines te voy a cambiar de vendas, pero antes de eso … no quisieras tomar un baño?... digo, debe ser incomodo que un extraño toque tu cuerpo con una esponja mojada y llena de jabón y pase una toalla húmeda para enjuagarlo, eso sería un poco incomodo …- Alza los hombros – Pero si tu quieres, puedo encargarme de ahora en delante de ti hasta que te recuperes, al menos que te puedas mover sin que te duela y respires de ese modo tan brusco por intentar contraer los gritos de dolor, tu decides – se cruza de brazos y lo sigue viendo fijamente, fuera cual fuera su respuesta, era obvio que el chico jamás se iba a recuperar si se seguía moviendo, necesitaba descansar , así que se las arreglaría para tranquilizarlo un poco y realizar su trabajo, ah después de todo mi lobito no es tan malo … o quizás … le gusta molestar al minino y por eso considera esa opción.
avatar
Blade

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 24/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Kiev el Sáb Sep 04, 2010 11:14 am

Vió como otro pedazo de pescado caía en su plato y de inmediato lo tomó con la mano repitiendo el proceso anterior: Se lo llevó a la boca y lo mordisqueó con desesperación, para tragárselo en grandes trozos. Escuchaba al contrario, mas parecía ni siquiera prestarle la más mínima atención ya que su mirada estaba clavada en el plato, ahora vacío.
Se levantó entonces, ayudándose con la mesa de la cual se sostenía con una de las manos, ya que en la otra llevaba el plato vacío. Y, cojeando y a pasos de elefante, llegó hasta el lavaplatos en donde se recargó con la cadera y abrió las canillas, metiendo el plato bajo el agua. No le molestaba hacerlo, la verdad, pues no pretendía que el otro fuera su "niñera". Lo único que hacía que frunciera el ceño, respirara pesadamente y pusiera esa expresión de condenado, era el gran dolor que seguían causándole sus heridas,

Terminó de lavar (no muy bien, debía admitir, ya que en realidad pocas veces come de un plato) y apoyó ambas manos sobre la mesada junto al lavatorio, recargándose casi completamente en éste y volviendo a sentir aquella incomodidad en todo su cuerpo. Justo entonces, la propuesta del baño llamó su atención.
-Quiero bañarme. -Sentenció con aquel tono tosco y grave usual en su voz, alzando la mirada y viendo al otro fijamente por primera vez en un largo rato. Tan sólo con la mirada de su única orbe rojiza se podía notar lo solitario y duro que era, mas no lo hacía para causar pena; ese era su mirar de siempre.

Se dio la media vuelta y, sin más, volvió a la sala a paso lento y sufrido. Se recargó en una pared cercana a lo que pensó que era el baño y simplemente esperó, con la mirada en el suelo, las orejas bajas y la cola totalmente inmóvil. Sentía el cosquilleo de las gotas de sangre deslizándose por su abdomen... pero bueno, al menos su estómago ya no rugía...
avatar
Kiev

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 22/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ...Blood, pain, howls. [Priv~ Blade]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.